dijous, 24 de setembre de 2009

Amadeu Casellas, 72 días en huelga de hambre.

24 de Septiembre del 2009

Amadeu Casellas, lleva ya 72 días en huelga de hambre. Su estado físico está seriamente mermado a raíz de esta dura protesta que inició el 15 de Julio. Pese a que, desde hace muchos días, no le controlan el peso, calcula que está en 57 kilos. La tensión la tiene en 7/5. Desde hace 8 días, a Amadeu le administran 3,5 litros diarios de suero. Se le ha dejado de suministrar suero desde ayer, y la decisión de sacárselo es a causa de ciertas complicaciones; se le taponaban las venas, por lo que tenían que cambiar las vías cada 2 ó 3 días y han decidido darle un descanso. Amadeu sospecha que entre mañana y el Sábado se las volverán a poner.

Días atrás, consumía algún zumo, pero desde hace 10 días sólo bebe agua con azúcar disuelta. Le han querido suministar unos batidos, pero Amadeu se ha negado a tomarlos. También hay que decir que, este lunes pasado, le hicieron unos análisis y los resultados, en resumen, es que está desnutrido y deshidratado.

Refiriéndose al tema médico, Amadeu hizo las instancias correspondientes para que le visitaran médicos de confianza del exterior. Pese a que hace muchos días que esta solucitud está en la Direcció General de Serveis Penitenciaris y habiéndole dicho que recibiría respuesta rápidamente, ésta aún no ha llegado. Es deseo de Amadeu que se mire desde el exterior a ver qué pasa con este tema, por qué se está tardando tanto en responder y que pueda ser visitado por estos médicos de su confianza.

La situación de total incomunicación sigue como estaba. Desde el día 20 de Julio no ha visto a ningún preso, sigue únicamente pudiendo hacer una llamada a la semana, con el correo intervenido y retenido. La prensa que se le quiere entregar es totalmente revisada y parcialmente retenida, sólo pueden visitarle sus abogados y su famila directa.

Sigue teniendo problemas cuando necesita salir de la habitación para fumar. Le quisieron obligar a no hacerlo, a lo que Amadeu respondió que, si eso era así, quería que le dieran el alta. Finalmente no le prohibieron fumar. Al estar en situación de aislamiento, no le dejan acceder a la sala de fumadores con otros presos, por lo que encierran al resto de presos cuando Amadeu opta por ir a fumar. Además, lo llevan a la sala de fumadores para mujeres, encerrándolas a ellas también cuando Amadeu accede a ella. Esto ha provocado que Amadeu desista de hacerlo y sólo lo hace de manera muy puntal para no prejudicar a los compañeros y compañeras presas.

Amadeu ha expresado que vería bien que, desde el exterior, se hagan movimientos para que se difunda su situación refiriéndose tanto a los medios contrainformativos, como a los que no lo son. Se le han trasladado varias cuestiones personales que su familia le quería hacer llegar, como también se ha atendido a varias cuestiones que Amadeu quería trasladar a sus abogados, las cuales ha acompañado con la oportuna documentación.

Seguiremos informando. Libertad Amadeu y solidaridad con los presos y presas en lucha.